Las líneas de acción de esta institución se orientan a mejorar la calidad de vida de las personas, potenciando sus capacidades y fortalezas, instalando competencias en distintos ámbitos (educacionales, laborales, cívicos, sociales) logrando así, un acceso más real a los desafíos de la modernidad.

Así, el quehacer de Fundación Luxemburgo se organiza en base a las áreas de: educación, desarrollo social y emprendimiento.