El proyecto de Educación Media Técnico-Profesional Agropecuaria es una experiencia única en el país, donde se pone particular atención en el método y las técnicas pedagógicas de trabajo con los alumnos y alumnas.

Objetivos:

  • Fomentar a través de la educación, un nuevo mundo rural que esté cruzado por la justicia social, la solidaridad, la equidad y la integración de todos los habitantes de los sectores rurales al progreso espiritual, social y económico de la sociedad chilena; (a nivel de alumnos)
  • Desarrollar una educación de adultos rurales de calidad académica, aplicando pedagogías, metodologías, recursos y tecnologías innovadoras; (a nivel de escuela)
  • Estimular en el educando el aprendizaje participativo y práctico, haciéndolo conocedor y partícipe de la herencia e identidad cultural rural, enriqueciéndole su capacidad de pensar y crear; (a nivel de profesor)
  • A nivel del profesor, que dote al educando de conocimientos y herramientas para que se pueda integrar satisfactoriamente en la producción y el trabajo agrícola demandado actualmente, tanto de manera individual como asociadamente.

Metodología:

El método facilita la promoción y fortalecimiento de las competencias personales en los educandos, pero éstas orientadas (junto con la adquisición de conocimientos), hacia el desarrollo de habilidades en gestión de acciones (sociales, laborales, productivas, entre otras) para afianzar la autonomía y el gerenciamiento de sus propios proyectos.

La orientación metodológica y pedagógica de construcción de un proyecto personal de vida, está estrechamente relacionado con el sentido de la Educación Técnico Profesional, es decir, “aprender haciendo”, para generar una sinergia entre cada uno de los cursos. Sólo de esta manera se favorecerá al educando, la integralidad de los conocimientos con las habilidades y sus propias competencias con su calificación profesional.

Ésta es una experiencia local,  que ha permitido el traslado de los liceos a las mismas localidades, proporcionando un currículum integral que implica ámbitos técnicos y de desarrollo personal; lo que constituye una experiencia innovadora que utiliza recursos y protagonismo de las mismas comunidades, además de desarrollar relaciones y redes con otros organismos.

 

ALUMNOS/AS TITULADOS

LICEOS TÉCNICO PROFESIONALES AGROPECUARIOS LUXEMBURGO

Liceo

Localización

Período

Nº de alumnos titulados

Escuela la Montaña de Teno

La Montaña- Teno

2001-2004

29

Escuela Padre Louis Letsch

San Rafael- Teno

2002-2005

16

Luxemburgo de Romeral

Romeral

2004-2007

19

Luxemburgo de Teno

Comalle- Teno

2005-2008

22

Luxemburgo de Rauco

Rauco

2006-2009

17

Luxemburgo de Curicó

Los Niches- Curicó

2008-2011

7

Luxemburgo de Rauco – II versión

Rauco

2009-2012

   

TOTAL

 

Cabe destacar que dos alumnos participantes de esta experiencia, obtuvieron una beca para realizar un perfeccionamiento en el País Vasco, en el ámbito de la Enología y Vitivinicultura, por el transcurso de seis meses.

Cada uno de los Liceos cuenta con el reconocimiento oficial del Ministerio de Educación. Así mismo, en cada una de las comunas donde se ha ejecutado esta iniciativa, se han establecido convenios con los municipios, con el fin de utilizar los establecimientos educacionales existentes. Estas iniciativas también han sido apoyadas por la Fundación Raúl Follereau, la Fundación Andes y la Conferencia Episcopal Italiana.

Un estudio realizado en el año 2009, destinado a medir los aprendizajes a nivel personal, familiar y laboral de los alumnos/as participantes de esta experiencia arrojó los siguientes resultados:

–       Alta valoración y reconocimiento de esta experiencia, por parte de los alumnos (as) titulados, docentes y representante del Ministerio de Educación, como una alternativa concreta de profesionalización de personas pertenecientes a zonas rurales de la Provincia de Curico. Esta afirmación se basa, en primer lugar, en la evaluación que realizan los alumnos(as) titulados, calificándola en su mayoría, positivamente y destacando aspectos tan fundamentales como la formación valórica y personal, interés y motivación de los docentes e innovación en planes educativos.

 

–       La edad promedio de los titulados es de 39,4 años y la mayoría se encuentra casado(a), lo que demuestra el cumplimiento efectivo del objetivo planteado por la Fundación Luxemburgo, que es desarrollar una experiencia educativa para adultos de zonas rurales, debido que por su condición etárea, socioeconómica y geográfica, es casi imposible que se puedan generar oportunidades de formación, que se desarrollen cercanas a sus domicilios, quedando relegados a continuar realizando trabajos estacionales y esporádicos, como forma de subsistencia.

–       Por otra parte, existe una alta formación y motivación en el ámbito de la participación, debido a que una cantidad considerable de alumnos(as) titulados, participa en diferentes instituciones y/u organizaciones, ejerciendo cargos o liderando procesos.

–       Si bien, las motivaciones iniciales para participar de esta experiencia están orientadas principalmente hacia la vida para el trabajo, también se encuentran aquellas relacionadas con el desarrollo y satisfacción personal, de modo que los alumnos(as) titulados visualizaron este proceso educativo, como una posibilidad, no sólo de nivelar estudios a nivel formal, sino que también, como una forma de concretar planes y cumplir sueños. Lo cual se relaciona directamente, con el cumplimiento de las expectativas iniciales que cada alumno(a) tenía al momento de ingresar y que es de alto nivel de aprobación por parte de ellos.

–       Los aprendizajes obtenidos a nivel personal, dicen relación con el autoestima y una serie de acciones emprendidas para lograr este objetivo, donde el docente ocupa un rol principal debido a los estrechos lazos que se generan con los alumnos(as).

–       A nivel familiar, los alumnos(as) titulados reconocen el mejoramiento de la comunicación al interior de la familia, debido a la generación de conversaciones en torno a nuevos temas, generalmente, temas que no habían sido tratados y que ahora se constituyen en temas en común, que les permiten conocer las opiniones  y sentimientos de los miembros de sus familias, de una manera más clara y abierta. También, a nivel familiar al ser los alumnos(as) en su mayoría padres (o madres), mencionan un nuevo status frente a sus hijos(as) por la condición de estudiantes y trabajadores que adquieren durante el proceso educativo. Esto, genera respeto, reconocimiento y admiración por la labor que realizan. En el caso de las mujeres, su participación en los Liceos Técnico Profesionales para adultos, les entregó nuevas y mejores herramientas, para apoyar concretamente el proceso educativo de sus hijos(as).

–       En relación a los aprendizajes a nivel laboral, cabe destacar que se produjo un incremento del 20% de los alumnos(as) que actualmente poseen un trabajo de forma remunerada, versus un 20% menos que existía al momento de comenzar esta experiencia educativa. No obstante, por sus características, la mayoría de los alumnos(as) se encontraba trabajando al iniciar el proceso educativo. La adquisición de nuevas habilidades y destrezas representó, un camino para mejorar efectivamente el desempeño laboral; fortaleciendo el espíritu creativo e innovador en pro de la obtención de resultados efectivos.